jueves, 11 de octubre de 2007

DICTADURA: BOLIVIA (PRIMERA PARTE)


TENEMOS EL HONOR DE TERMINAR LA PRIMER TOMA DE NUESTRO TRABAJO DICTADURA, HUBO UN CAMBIO EN LUGAR DE PERU, EMPEZAREMOS CON BOLIVIA.

BOLIVIA

Las dictaduras militares que gobernaron a Bolivia desde 1964 a 1982, y algunos de los posteriores gobiernos democráticos, fueron responsables por graves violaciones a los derechos humanos. Estas incluyeron la detención arbitraria de miles de personas, el uso sistemático de la tortura, las ejecuciones sumarias y las desapariciones forzadas. Estas últimas nunca alcanzaron las dimensiones de otros países del Cono Sur, pero siguen sin aclararse. Las familias siguen buscando a sus familiares desaparecidos y el gobierno sigue sin ofrecer respuesta.



Lista parcial de paramilitares bolivianos y de mercenarios extranjeros

--------------------------------------------------------------------------------

Esta es, evidentemente, una lista muy incompleta, pues el número total de paramilitares en Bolivia suele cifrarse alrededor de los tres mil. Sin embargo, en ella figuran los nombres más notorios y los que se destacan por su influencia política o su poder de mando. Para confeccionarla se han compulsado numerosas y variadas fuentes de información, habiéndose preferido aquéllas de carácter público, de tal forma que la gran mayoría de los nombres aquí publicados está respaldada documentalmente en recortes de la prensa tanto boliviana como no boliviana. En el diario «Presencia», de La Paz, apareció, el 23 de mayo de 1982, una larga lista de presuntos paramilitares bajo la original cobertura de «Deudores morosos de la Compañía importadora PARA MI Ltda. con sede en Buenos Aires y sucursal en Bolivia». De ella, sólo una veintena de nombres coinciden con los aquí publicados, lo cual no quiere decir que el resto sea considerado apócrifo, sino sólo insuficientemente garantizado por tratarse de una fuente anónima. Por otra parte, el hecho de que la mayoría de los nombres aquí publicados provengan de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba no significa que en el resto del país no existan también grupos paramilitares, sino sólo que la información disponible al respecto es más deficiente. Por lo demás, aquí podrá observarse que, aunque entre los paramilitares abundan los elementos antisociales, esa no es su característica predominante, sino el hecho de que son elementos infiltrados (ya sea como informantes, como enlaces o como saboteadores) en una buena parte del tejido social boliviano: el Gobierno, la Administración Pública, las Fuerzas Armadas, la Policía, las aduanas, los partidos políticos, los sindicatos, el Magisterio, la Universidad, la Iglesia, la empresa privada.

Lista Parcial de Paramilitares Bolivianos y Mercenarios Extranjeros

Alarcón, Alvaro Delator. Agente del SES.
Alarcón, Gary Integrista católico. Terrorista. Cabecilla de la Legión Boliviana Social Nacionalista de Cochabamba. Responsable nacional de los mercenarios extranjeros (GOA).
Alarcón, Guido Hermano del anterior y seguidor suyo.
Alí Parada, José Del FBJ, apresado en Brasil.
Algañaraz, Róger De la Aduana de Santa Cruz
Alvarez, Alberto De FSB
Angulo, Hugo Supervisor de Escuelas Normales. Cochabamba
Aponte, Róger Narcotraficante. Ex contador de Roberto Suárez Gómez
Arandía, Jaime Teniente. Del GOESP.
Aranibar, Jaime Informante. Huanuni.
Araoz, Eulogio Campesino. Cochabamba.
Arce Gómez, Luis Coronel. Terrorista. Narcotraficante. Ex jefe de Inteligencia del Ejército y ex ministro del Interior. Primer responsable de la organización de los grupos paramilitares. Cabecilla del «Grupo Armado de Lucha Bolivia Primero».
Arzabe, Oscar Catedrático en la UMSA.
Atala, Miguel Transportista. Santa Cruz.
Atala, «Pachi» Automovilista. Narcotraficante. Santa Cruz.
Atala, Sonia Sanjinés de Esposa del anterior. Narcotraficante.
«Atlas, Míster» Luchador profesional. Torturador. Min. Interior. Asesino de Luis Espinal.
Balvián, Jorge "Coco" Delator. Torturador. Min. Interior.
Ballón, Walter Maestro rural. Guardaespaldas de Nelo Montero
Baptista, José Abraham Ex jefe de la DID en Oruro, Cochabambay Santa Cruz. Agente de la Sección de Inteligencia del II Cuerpo de Ejército y enlace entre los narcotraficantes y el Alto Mando Militar. Asesinado en Santa Cruz en octubre de 1980 por orden de Arce Gómez.
Barbie (a) Altmann, Klaus Criminal de guerra alemán. Ex jefe de la policía política nazi GESTAPO en Lyon (Francia). Agente del Min. Interior y asesor en técnicas de represión. Reclutador de mercenarios. Prófugo de la justicia francesa y alemana.
Barrenechea Aramayo, Víctor Comisario de la DIN. Torturador. Min. Interior. Asesino de Luis Espinal.
Barrenechea, "Cocacho" Torturador. Min. Interior.
Barrionuevo, Eduardo Mercenario argentino procedente de la AAA.
Benavides Alvizuri, Guido Inspector de Policía. Ex jefe del DOP y de la Sección de Informaciones de la DIN. Director Nacional de la DIN. Corresponsable de la organización de bandas paramilitares.
Benazzi, Miguel Angel(a) "Manuel" o "Salomón" Capitán argentino. Torturador de la ESMA y agente de Inteligencia para operaciones en el exterior. Funcionario de la Agregaduría Naval de la Embajada Argentina en Bolivia desde 1978.
Bernal, Juan Carlos Jefe de grupo en Cochabamba.
Bowles Rivero, Rolando Director de Lotería Nacional.
Boza Lizarazu, Froilán Supervisor de Escuelas Rurales. Cochabamba.
Bravo, Reynaldo Funcionario en la Facultad de Economía de la UMSA. Agente del Min. Interior.
Buchón, Olivia Secretario en la Facultad de Tecnología de la UMSA.
Caballero Lafuente, Julio Maestro rural. Jefe de grupo en Cochabamba.
Caballero, René Informante. Huanuni.
Callau Justiniano, Nelo Coordinador del Min. Interior con la Prefectura de Santa Cruz.
Camacho, Alberto Informante. Catavi.
Camacho Chávez, Mario. Maestro rural. Cochabamba
Camacho Navia, Fausto Maestro rural. Cochabamba.
Canelas, Fernando Jefe de grupo en Cochabamba.
Carbonne, Mario Mercenario italiano. Terrorista
Cassib, Oscar . Contacto con narcotraficantes en Santa Cruz
Cassis, Omar De FSB. Jefe de Seguridad y asesino del Coronel Selich, primer ministro del Interior de Bánzer. Tercer Comandante del GEC del FBJ.
Castañón, Ubaldo Maestro. La Paz.
Castro, Edwin Jefe del Departamento de Bienestar de la UMSA.
Castro Menacho, Jorge Del Comando "Los Albertos", asesino de Luis Espinal.
Céspedes, Oscar Ex dirigente campesino. Jefe de grupo en La Paz
Clarós, José Campesino. Cochabamba.
Clavijo, Daniel Mayor del Ejército. Coordinador en el campo.
Clavijo Molina, Valentín Supervisor de Escuelas Rurales. Jefe de grupo en Cochabamba.
Córdoba Gutiérrez, Carmen Informante. Cochabamba.
Crespo, Julio César. De la banda de Gary Alarcón.
Cuellar, José «Palanca» Asesino de Abraham Baptista. Santa Cruz.
Cuentas, Daniel «Damy» Torturador. Min. Interior.
Chávez, Alberto Médico. Del FBJ. Santa Cruz.
Dalence, Alfonso Jefe de grupo en Oruro.
Deri, N Oficial de la Policía Federal Argentina.
Dip, Ricardo Mercenario argentino. Informante. Contacto con narcotraficantes.
Echevarría Barrancos, Erland Narcotraficante. Ex socio de A. Baptista.
Eguez Mejillones, José Agente del Min. Interior en la UMSA.
Elio, Antonio "Chicho" Ex Subsecretario del Min. Interior. Jefe de grupo en Santa Cruz.
Escalier, Jorge Agente del Min. Interior en la UMSA.
Estenssoro, Hugo Informante. Santa Cruz.
Estrada, Francisco Del Comando «Los Albertos», asesino de Luis Espinal.
«Fantón, Capitán» Oficial de la Fuerza Aérea. Torturador. Min. Interior y zonas mineras.
Fernández González, Carlos Mayor del Ejército. Encargado de la recaudación de impuestos y contribuciones de los narcotraficantes.
Ferrufino, José Faustino Supervisor de Escuelas Rurales. Cochabamba.
Fiebelkorn, Joachim Mercenario alemán del SES. Terrorista internacional y ex miembro de la Legión Española. Primer Comandante del GEC del FBJ. Prófugo de la justicia italiana, en Brasil o Paraguay.
Forlangier, Napoleón Mercenario francés procedente de la Legión Extranjera. Instructor militar del FBJ.
Fuentes, Raúl Informante. Siglo XX.
Gallardo, Juan Carlos Encargado de la imprenta en la UMSA.
Gamarra Zorrilla, José Jefe de grupo en La Paz.
Gamón, Pascual Ex dirigente campesino. Jefe de grupo en LaPaz.
Gantier Quispe, Carlos Maestro rural. Torturador. Cochabamba.
García, Juan Carlos Narcotraficante. Agente del SES.
García Ricaldi, Angel Teniente Coronel retirado. Subjefe de la Sección de Inteligencia del Ejército en 1980. Apresado por narcotraficante.
Gómez Laterrada, Carlos Delator. Contraloría de Cochabamba.
González, Francisco «Paco» Contacto con narcotraficantes. Santa Cruz.
González, Percy Guardaespaldas de Widen Razuk.
González Bonorino, Martín y «Gordo» Mercenarios argentinos del grupo de Mingolla. Terroristas.
Gutiérrez, Jaime Narcotraficante. Segundo Comandante del GEC del FBJ.
Gutiérrez, José Luis Agente del Min. Interior.
Gwinner, Kai Mercenario alemán del FBJ.
Herrera, Fernando Director de la TV. Agente del SES.
Hinojosa, N. Capitán. Subjefe del SES, luego del DIE.
Hirsch, Elías Jefe de grupo en Cochabamba.
Hoefle, Franz-Josef . Mercenario alemán del FBJ
Hurtado de Araoz, Manuela Informante. Cochabamba.
Irazoque, Carlos Agente del Min. Interior.
Ivanovich, Andrés «Flaco» De FSB. Subdirector de Lotería Nacional. Agente de Min. Interior.
Jordán, Mario De la banda de Gary Alarcón.
Koeller, «El Largo» Cochabamba.
Konter, Manfred Mercenario alemán del FBJ.
Kopplin, Herbert Manfred Paul «Ike» Mercenario alemán del FBJ. Ex miembro de la Legión Extranjera. Agente del Consejo Nacional de Lucha contra el Narcotráfico.
Kullmann, Willi Herbert Manfred Mercenario alemán del FBJ. Agente del Min. Interior. Apresado en Brasil.
Landívar, Rodolfo «Rudy» Capitán. Ex Coordinador del Pacto Militar-Campesino en Santa Cruz. Jefe de grupo en Santa Cruz.
Lauer, Heinz Ex oficial de las Tropas de Asalto SS del Ejército alemán. Alto funcionario del Min. Interior.
Leclere, Jacques Edouard Mercenario francés. Terrorista procedente de la antigua OAS.
Lewandowski, Hans Jürgen Mercenario alemán del SES. Ex soldado de las Tropas de Asalto SS nazis y ex miembro de la Legión Extranjera. Asesinado por Fiebelkorn en Santa Cruz en noviembre de 1980.
Linale, «Mimo» Agente del SES.
Loayza, Rafael Coronel. Torturador. Ex jefe del DOP. Especialista en interrogatorios e investigación política. Funcionario permanente del Min. Interior.
López, Darío Campesino. Norte de Potosí.
Loza, «Goyo» Torturador. Min. Interior.
Magariños, Nicanor Funcionario en la Facultad de Ciencias Puras de la UMSA. Agente del Min. Interior
Maldonado, Gualberto Maestro rural. Torturador. Grupo «Los Tigres» de Cochabamba.
Maldonado, Ismael y Edgar Hermanos y cómplices del anterior.
Maldonado Miranda, Aurelio Supervisor de Escuelas Rurales. Cochabamba.
Martínez M., Pedro Integrista católico y miembro de la Liga Mundial Anticomunista-Sección Bolivia. Jefe de la División de Personal de la UMSA.
Mena Burgos, Carlos Coronel. Ex jefe de Inteligencia y de Operaciones del Min. Interior. Ex ministro del Interior. Asesor de la Sección de Inteligencia del Ejército.
Menacho, «Chicho» Santa Cruz.
Menacho, Edwin Casto Santa Cruz.
Menacho, Rosendo Santa Cruz.
Méndez Peinado, José Control del Aeropuerto de Santa Cruz.
Méndez V., Víctor Hugo Jefe de la zona de Oruro.
Méndez, Teófilo Informante. Huanuni.
Mendíaz, Víctor Coronel argentino. Responsable de la represión en el norte de Argentina y de las incursiones de comandos terroristas en el sur de Bolivia. Enlace de los «asesores» argentinos con el Coronel Faustino Rico Toro.
Mendizábal, Guillermo Informante. Colquiri.
Mendizábal, Víctor Hugo Del Comando «Los Albertos», asesino de Luis Espinal.
Mingolla, Alfredo Mario Mercenario argentino. Agente del Min. Interior. Terrorista y provocador.
Molina, Lisandro Campesino. Santa Cruz.
«Mono Relojero» Del Comando «Los Albertos», asesino de Luis Espinal. Terrorista.
Monroy Munguía, Fernando «Mosca» De FSB. Terrorista. Jefe de grupo en La Paz y gangster en Santa Cruz. Asesinado en Santa Cruz en junio de 1982.
Monroy Munguía, N. Hermano del anterior. Del FBJ.
Montaño, N. Capitán. Del SES.
Montero, Nelo Mayor del Ejército. Coordinador del Pacto Militar-Campesino en Cochabamba.
Montero Negri, Humberto Norteamericano. Traficante de armas y de cocaína.
Montes Nieto, Norach Agente de la Sección II del Ejército en la UMSA.
Morant, Ernesto Torturador. Santa Cruz.
Morato, Oscar Informante. Santa Cruz.
Moscoso, Guillermo Agente de la DIN. Torturador. Min. Interior. Asesino de Luis Espinal.
Moscoso, Tomás Agente del SES. Narcotraficante.
Moya, Atilio Benito Mercenario argentino. Santa Cruz.
Muñoz, Lidia de Informante. Colquiri.
Muñoz Torres, Weymer Capitán. De la Sección II del Ejército.
Nielsen, Roberto Capitán. Jefe de Seguridad de García Meza.
Orellana, Juan Campesino. Cochabamba.
Ormachea, Víctor Torturador. Min. Interior.
Ortega, Justo Director de núcleo de escuelas rurales. Torturador. Jefe de grupo en Cochabamba.
Ortega, Víctor Hugo Del Comando «Los Albertos», asesino de Luis Espinal.
Ortiz Gutiérrez, A. Ramón Del FBJ. Apresado en Brasil.
Osco, Dionisio Dirigente campesino. La Paz.
Ostria Trigo, Marcelo Funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores.
Otarola, Juan Carlos Del Comando «Los Albertos», asesino de Luis Espinal.
Otero Arrién, Edmundo «Piqui». Jefe de grupo en Santa Cruz. Apresado por narcotraficante.
Pacheco, Alex Narcotraficante. Enlace con Arce Gómez.
Pamo, Melquiades Torturador. Min. Interior.
Paz, José «Pepe» Narcotraficante. Montero.
Paz Hurtado, Manuel Capitán de la Fuerza Naval. Narcotraficante.
Penseroli, Imelda Lourdes
y Rosa Mariana Mercenarias argentinas. Del FBJ. Apresadas en Brasil.
Peredo, Luis Informante. Huanuni.
Pereira, «Mozo» Santa Cruz.
Pereira Quiroga, Alvaro Director distrital de escuelas rurales. Jefe de grupo en Cochabamba.
Pereira Quiroga, Elena Hermana del anterior.
Pernia, Antonio (a) «Rata»«Trueno» o «Martín» Capitán argentino. Destacado torturador de la ESMA y agente de Inteligencia para operaciones en el exterior. Agregado Naval de la Embajada de Argentina en La Paz. Asesor del SES.
Perrota, N. Capitán argentino. Agregado Naval de la Embajada argentina en Santa Cruz de la Sierra.
Pinto, Rufino Dirigente transportista. La Paz.
Pizarroso, N . Teniente. Del SES.
Poggi de Quesada, Rosario Coordinadora de los paramilitares en el Min. Interior.
Portocarrero, Edwin Agente del Min. Interior en la UMSA a cargo de la parte docente.
Puyol, Germán Capitán. De la Sección II del Ejército.
Quiroga, Fernando «Freddy» (a) «Lince» Coronel. Ex jefe del SIE. Fundador y jefe del SES, luego del DIE. Corresponsable de la organización de bandas paramilitares.
Quiroga, Orlando «Caballo», De la Aduana de Cochabamba.
Ramírez, Jaime Agente del SES. Narcotraficante.
Razuk Abrene, Widen Prefecto de Santa Cruz bajo Bánzer. Terrorista. Narcotraficante. Jefe de grupo en Santa Cruz.
Recacochea, Carlos Santa Cruz.
Rivera, Soledad Magisterio. Cochabamba.
Roca, Lorgia Funcionaria del Min. Interior en Montero. Enlace con narcotraficantes.
Rocha, Lucio Jefe del Departamento de Acciones y Control de la UMSA. Agentes del SES.
Rocha, Oscar Del Comando «Los Albertos», asesino de Luis Espinal.
Rojas, Anacleto Campesino. Cochabamba.
Rojas, Marcelo Oficial de la Fuerza Naval.
Sagra, Oscar Mercenario argentino procedente de la AAA. Informante.
Salamanca Trujillo, Daniel Subsecretario del Min. Interior bajo Arce Gómez. Ideólogo y panfletista de los paramilitares.
Salamanca Trujillo, Hugo Hermano del anterior. Secretario privado de García Meza.
Salazar, Pedro Sargento. Del GOESP.
Salinas, Walter Interventor de la Federación de Maestros Rurales de Cochabamba.
Sánchez, José Luis Machiavello Mercenario peruano. Del FBJ. Apresado en Brasil.
Sánchez de Loria, Gonzalo Catedrático en la UMSA.
Sánchez Peña, Pablo Agente del SES.
Sandoval Morón, Willy Encargado de la recaudación de impuestos a los grandes transportistas de coca a nombre del SES.
Santa Cruz, Antonio Jefe de personal en unidad sanitaria de Cochabamba.
Saravia, N . Capitán. Del SES.
Schelling, N. (a) «Pingüino»,«Mariano» o «Miranda» Capitán argentino. Torturador. Jefe de Inteligencia del aparato represivo de la ESMA en Buenos Aires y agente para operaciones en el exterior. Responsable del equipo de expertos en Terrorismo e Inteligencia de la ESMA que se trasladó a Bolivia en 1980.
Schelling, N . Coronel argentino. Hermano del anterior. Profesor en la Escuela de Estado Mayor en Cochabamba.
Schramme, Jean Mercenario belga. "Coronel" de mercenarios y ex jefe de Policía en Katanga (ex Congo belga, hoy Zaire). Beni.
Soto, N . Capitán. Tránsito de Cochabamba.
Stellfeld, Hans Joachim Mercenario alemán del FBJ. Ex soldado nazi. Guardaespaldas de Ustarez. Muerto (por sobredosis de cocaína) o asesinado(por Hoefle y Konter) en Santa Cruz en diciembre de 1980.
Suárez, Héctor Agente del Min. Interior.
Téllez Mier, Víctor Cochabamba.
Torres, Hilarión De FSB. Jefe del Departamento de Inscripciones y Registros de la UMSA.
Torres Vilela, Melquiades (a) «Jemio» Detective de la DIN. Torturador. Min. Interior. Asesino de Luis Espinal.
Torrico, Epifianio Magisterio. Cochabamba.
Torrico, Santiago Campesino. Norte de Potosí.
Trigo, Raúl Del Comando «Los Albertos», asesino de Luis Espinal.
Trujillo, Galo Luchador profesional. Torturador. Min. Interior rior. Asesino de Luis Espinal.
Urefia, Adalid Magisterio. Cochabamba.
Usnayo, Marcial Agente de la DIN y del SES. La Paz.
Ustarez Ferreira, Adolfo Contralor General de la República bajo García Meza. Integrante y portavoz de los GOA.
Vaca, Oscar Román Presidente del comité Pro Santa Cruz bajo Bánzer. Ministro de Salud bajo Pereda. Prefecto de Santa Cruz bajo García Meza. Terrorista.
Vacaflor, Juan Teniente Coronel. Ex jefe del SIE. Jefe del GOESP.
Vaca Díez de Ortiz, Tatiana Del FBJ. Apresada en Brasil.
Valdivia, Alberto Oficial del Ejército.
Valdivia, Alfonso Catedrático de Metalurgia en la UMSA.
Valenzuela de Alvarez, Marina . Informante. Cochabamba.
Valverde Barbery, Carlos Organizador de los grupos de choque de FSB. Terrorista. Ministro de Salud bajo Bánzer. Jefe de grupo en Santa Cruz.
Van de Zande, Róger Mercenario belga. Del grupo de Schramme.
Van de Zande, N. (a) «Tigre» Mercenario belga, hijo del anterior. Del SES. Torturador.
Van Ingelgom, Álbert Mercenario belga. Ex oficial de las Tropas de Asalto nazis. Del grupo de Schramme.
Vargas, Willy Cochabamba.
Vázquez, Beatriz De la División de Bienestar de la UMSA.
Velarde E., Percy Torturador. La Paz.
Velázquez Paz, Carlos . Supervisor de Escuelas Rurales. Torturador. Cochabamba
Velázquez, Nancy R. de Esposa del anterior.
Vildoso, Franklin Informante. La Paz.
Vollmer, Carsten Mercenario alemán del FBJ. Ex miembro de la Legión Extranjera.
Valterkirche, Wolfgang Mercenario austríaco del FBJ. Apresado en Brasil
Zambrana, Jorge Aeropuerto de Santa Cruz.
Zanabria Pérez, Félix . Guardaespaldas del Mayor Nelo Montero
Zegarra, Walter Notario en Quillacollo.
Zuna, Humberto Informante. Huanuni.

Principales Jefes y oficiales de las Fuerzas Armadas con poder de mando sobre los Paramilitares

--------------------------------------------------------------------------------

Principales Jefes y oficiales de las Fuerzas Armadas con poder de mando sobre los Paramilitares

1. Coronel Luis Arce Gómez. Ex jefe del Dep. II EMGE. Ex ministro del Interior. Ex director del Colegio Militar. Director de la Escuela de Inteligencia Militar.
2. Coronel Faustino Rico Toro Ex ministro del Interior. Ex jefe del Dep. II EMGE. Jefe de la Casa Militar de García Meza. Director del Colegio Militar.
3. Coronel Freddy Quiroga Ex jefe del SIE. Jefe del SES, luego del DIE.
4. Coronel Carlos Rodrigo Lea Plaza Jefe del Dep. III EMGE y del COC.
5. Coronel Rafael Loayza . Funcionario permanente del Min. Interior
6. Coronel David Fernández Viscarra Jefe de la Sección de Inteligencia de la Fuerza Aérea.
7. General Natalio Morales Mosquera Comandante de la Fuerza Aérea. Integrante del COC.
8. Capitán Hinojosa . Subjefe del SES, luego del DIE
9. Coronel Carlos Mena Burgos . Ex jefe de Inteligencia del Min. Interior. Ex ministro del Interior
10. Teniente Coronel Juan Vacaflor . Ex jefe del SIE. Jefe del GOESP
11. Coronel Carlos Casso Michel . Jefe de Inteligencia del Min. Interior
12. Capitán Montaño Del SES.
13. Capitán Saravia Del SES.
14. Teniente Pizarroso Del SES.
15. Capitán Weymer Muñoz Torres Del Dep.II EMGE.
16. Capitán Germán Puyol Del Dep.II EMGE.
17. Capitán Rudy Landívar Ex coordinador del Pacto Militar-Campesino.
18. Mayor Nelo Montero Coordinador del Pacto Militar-Campesino.
19. Mayor Daniel Clavijo Coordinador de grupos campesinos.
AAA = Alianza Anticomunista Argentina o «Triple A». COC = Comando de Operaciones Conjuntas. Dep. II EMGE = Departamento II (inteligencia) del Estado Mayor General del Ejército. Dep. III = Departamento II (Operaciones). DID = Dirección de Investigación Departamental DIE = Dirección de Inteligencia del Estado. DIN = Dirección de Investigación Nacional. DOP = Departamento de Orden Político. ESMA = Escuela de Mecánica de la Armada. FBJ = Frente Bolivia Joven. FSB = Falange Socialista Boliviana. GEC = Grupo Especial de Comando. GOA = Grupos Operacionales de Apoyo. GOESP = Grupo de Operaciones Especiales. OAS = Organisation Armée Secrète SES = Servicio Especial de Seguridad. SIE = Servicio de Inteligencia del Estado. UMSA = Universidad Mayor de San Andrés, de La Paz. Min. Interior = Ministerio de lnterior.





Notorious Bolivian School of the Americas Graduates
*Miguel Alvarez Delgado 1977 Joint Operations Links to drug trafficking: Accused in the "Narconavales" case of cashing checks that came from a drug-trafficking ring. The proceedings against him were stayed in 1997. (RAI)
Luis Arce Gómez 1958, Communications Officer
1958, Tactical Officer, Radio Repair Armed insurrection (convicted), 1980: With Garcia Meza Tejada, Arce Gómez plotted and executed a bloody coup, which occurred on July 17, 1980. (Garcia Meza became "president" and Arce Gómez minister of the Interior.) Prior to the coup, Arce Gómez was in charge of assembling a paramilitary force to overthrow the government. (One of his recruits was Klaus Barbie.) (AW:BTR)
Drug trafficking (convicted), 1989: Arce Gómez, who was declared a fugitive from justice in 1986, was captured by Bolivian police in 1989. With the approval of the Bolivian government, he was handed over to the United States and is currently serving a 30-year sentence in Miami for drug-trafficking. (AW:BTR)
GEN Hugo Banzer Suárez 1956, Motor Officer Course
1988, SOA "Hall of Fame"
1989, Guest Speaker Military dictator, 1971-78: Achieved power by means of a violent coup. Developed the "Banzer Plan" to silence outspoken members of the Church; the plan became a blueprint for repression throughout Latin America. Also known for sheltering Nazi war criminal Klaus Barbie, "The Butcher of Lyons," and for supporting and collaborating with Garcia Meza's regime. (AJC, 10/30/88; AW:BTR)
*Grover Bilbao Terrazas 1967, Cadet Course Drug-trafficking: Accused and sentenced in the "Narcoavion" case (1995) as a drug supplier. (RAI)
*Luis Caballero Tirado 1993, Curso de Comando y Estado Mayor (0-3)
1990, Psychological Operations O-22
1990, Operaciones de Estado Mayor Mistreatment of prisoners: When the president of the Human Rights Commission visited the headquarters of UMOPAR (Mobil Rural Patrol Units), he discovered 93 detainees, including two minors and one prisoners with fractured ribs and a punctured lung from being kicked by UMOPAR agents under Caballeros' command. Caballero has also publicly admitted that 40% of the operations carried out under his command involve human rights violations such as excessive use of force. (VDHL)
*Isaac Chavarria Diez de Medina 1968 Cadet Course
1970 Officer Gen. Supply Drug-trafficking: Primary defendant in the "Narcovinculos" case (1994-6). Died in 1995 in a La Paz jail due to lack of medical attention.
Cpt Gonzalo Cuellar Justinio 1990, General Staff Officer Course Mistreatment of prisoners, 1990: Cuellar Justinio has been charged with illegal detention of prisoners, assault, soliciting pay-offs in exchange for releases, forcing prisoners to sign false confessions. (AIN)
GEN Mario Escobari Guerra 1959, Engineer Officer Course Issuing unconstitutional decrees (convicted) in cooperation with armed insurrection, 1980: Convicted in April 1993 for signing unconstitutional decrees in cooperation with Garcia Meza. (BSC)
*Carlos Fernandez Gonzalez 1961, Military Intelligence Links to drug trafficking: Fernandez Gonzalez was relieved of his position as Undersecretary of the Interior under the government of Lidia Gueiler (1980) due to concrete evidence of his links to drug trafficking. Later he regained his image and was named President of the National Council for the Struggle Against Drug-Trafficking. However, in 1983, he was accused of involvement with the disappearance of 150 kilos of cocaine. He also was relieved of his duties as head of the Special Security Forces of the Ministry of Interior after he was accused of covering up drug-trafficking. (RAI)
Ruben Dario Guzmán Hurtado 1970, Small Unit Warfare Issuing unconstitutional decrees and fraud (convicted) in cooperation with armed insurrection, 1980: Guzmán Hurtado was sentenced in April 1993 on charges related to Garcia Meza's 1980 coup. (BSC)
CPT Carlos Helguero Larrea 1970, Small Unit Warfare Armed insurrection (implicated), 1980: Implicated in cases of murder committed in association with the Garcia Meza coup in 1980. (BSC)
*Pablo Oswaldo Justiniano Vaca 1986, Comando y Estado Mayor Drug trafficking: Primary defendant in the "Narconavales" case, accused of running a drug trafficking ring in the Navy since 1975. Detained in 1995. Also implicated in the exchange of brazilian tin for cocaine in 1989.
*Freddy Lopez Arispe 1962, Infantry Officer Course Illegal arms trafficking: Detained in 1993 on charges of arms trafficking to the ex-Yugoslavia. (RAI)
CPT Tito Montaño Belzu 1970, Small Unit Warfare Armed Insurrection, murder (convicted), 1980: Paramilitarist Montaño Belzu was sentenced (on April 21, 1993) to 30 years in prison for murder, and 20 years for genocide, in connection with Garcia Meza's bloody 1980 coup. (AW:BTR)
SGT Franz Pizarro Solano 1979, Commando Operations Murder of Marcelo Quiroga Santa Cruz: On May 2, 1998, Interpol began an international search for Pizarro Solano, who is suspected of assasinating the Bolivian socialist leader and ex-minister Marcelo Quiroga Santa Cruz on July 17, 1980 during Garcia Meza's coup. Pizarro Solano is reported to have been living and working in Japan for years. (Clarín, May 3, 1998)
COL Avelino Rivero Parada 1977, Joint Operations Issuing unconstitutional decrees (convicted) in cooperation with armed insurrection, 1980: Convicted in April 1993 for signing unconstitutional cooperation with Garcia Meza - Including annulments of democratic elections, abnegation of trade union rights, purging university teaching and administrative staff, illegal purchases of land, vehicles and aircraft for the armed forces, and dismissal and replacement of the Bolivian Supreme Court. Rivero Parada was minister of public health and social security under Garcia Meza. (AW:BTR)
Ltc Freddy Quiroga-Reque 1980, Joint Operations Course Armed insurrection, murder (convicted), 1980: Sentenced (on April 21, 1993) to 30 years in prison for murder in connection with Garcia Meza's bloody 1980 coup (AW:BTR, BSC)
Vice-Admiral Alberto Saenz Klinsky 1973, "O-4" Minister under Garcia Meza: Saenz Klinsky was a member of Garcia Meza's second cabinet, but was never formally charged with issuing unconstitutional decrees. (AW:BTR)
COL Rogelio Vargas 1990, General Staff Officer Course Mistreatment of prisoners, 1990: 240 prisoners were beaten, denied food, forced to stay on their knees for hours on November 7, 1990. (AIN)
GEN Guido Vildoso Calderón 1962, Infantry Weapons and Tactics Military dictator, 1982: Achieved power by military appointment. (WP, 5/19/94)



Information researched by Vicky Imerman and Heather Dean.


LA DICTADURA DE BANZER:Para obtener del General Banzer la liberación de sus maridos, militantes sindicales mineros, cuatro mujeres decidieron hacer una huelga de hambre unos días antes de la Navidad del 77. La dictadura es una de las más duras historias de Bolivia, con todos los partidos y sindicatos prohibidos y la oposición encarcelada o deportada. 22 días más tarde, cuando el número de huelguistas pasaba de 1.000, Banzer es obligado a ceder. Y seis meses más tarde a abandonar el poder.
En agosto de 1971, el coronel Banzer, apoyado desde el exterior por Brasil y desde el interior por parte del ejército, llevó a cabo un golpe de estado. Se trataba del 185 cambio de régimen desde su independencia en 1885. Banzer decía "que actuaba en nombre del nacionalismo cristiano, para expulsar del país al extremismo utópico, acabar con un régimen anárquico y depredador y sustituir el caos por el orden".

En noviembre se restableció la pena de muerte; en junio del 72, un decreto ley autorizaba la detención ilimitada y sin juicio por motivos políticos; en el 74, todos los partidos, sindicatos y reuniones públicas fueron prohibidas. El Coronel se hizo General Presidente; expulsando del gobierno a los escasos civiles que todavía quedaban, dispuso de un gobierno enteramente militar. Sería la más larga dictadura boliviana.

Si este tipo de gobierno es frecuente en Sudamérica, en Bolivia presenta características específicas. En el plano humano, su población tiene la mayor proporción de indios: las ¾ partes aproximadamente. Campesinos y mineros, son los más pobres. Un minero gana un dólar por diez horas de trabajo al día y su esperanza de vida es de 35 años. El campesino boliviano, más miserable todavía, es el más pobre del continente, aun cuando su país por sus recursos minerales (estaño, cobre y oro) es el más rico. Desde el siglo XVI esta mayoría india ha sido mantenida al margen de la vida política. De extrema derecha a extrema izquierda, la clase política está integrada por los criollos, descendientes de los conquistadores españoles.

Desde un punto de vista geográfico, Bolivia no tiene costas desde su derrota frente a Chile en 1884. La cuestión del acceso al mar fue siempre utilizada por el poder para despertar un nacionalismo popular y establecer, con su apoyo, una cohesión puesta en peligro por sus dificultades internas.

En 1977 el régimen atravesó grandes problemas económicos y políticos. A una resistencia interna, se unió la reserva del nuevo presidente de USA. Jimmy Carter no se prestó a mantener sistemáticamente estos regímenes duros pero minoritarios que pueden hacer aguas a la primera revuelta. En noviembre, Banzer anuncia medidas democratizadoras: Liberación de la prensa y de las instituciones, la liberación de los presos, retorno de los exiliados y elecciones en julio del 79... prometidas desde el 74. Para ser creído, toma una medida inmediata: autoriza el Congreso de la Asamblea Permanente de los Derechos del Hombre (APDH).

Los trabajos del Congreso denunciaban, naturalmente, las decisiones relativas a los presos y exiliados. Banzer mintió, ya que los exiliados no eran 600 sino más de 1.000. 348, entre ellos los principales líderes mineros y campesinos, eran excluidos de la amnistía. ¿De qué democracia se estaba hablando si la oposición seguía en la cárcel?. La cólera estalló; "Presencia", el importante periódico católico, publicó la lista de los excluidos. Algunos días más tarde, el 28 de diciembre del 77, cuatro mujeres y 14 niños se instalaron en los locales del Arzobispado de la Paz. Son mujeres y niños de mineros excluidos por el decreto.

La primera declaración de los huelguistas, hecha una vez que tomaron contacto con curas y miembros de la APDH situó su postura:
1) Amnistía General para todos los presos y exiliados por razones políticas.
2) La reintegración en su trabajo de los obreros expulsados.
3) La derogación del decreto que prohibía las organizaciones sindicales.
4) La derogación del decreto que declaraba las minas "zona militar" (presencia permanente del ejército).

No se trataba por tanto, para estas cuatro mujeres, de una lucha por liberar a sus maridos, sino por la liberación del conjunto de los presos políticos. Esta afirmación será repetida a los diferentes funcionarios encargados de encontrar un "arreglo al conflicto" por el examen de casos individuales. Aparte de la APDH, para la que la autorización de su Congreso equivalía a un reconocimiento de la organización, las primeras declaraciones de solidaridad provinieron de organizaciones clandestinas sindicales y políticas de oposición. El tercer día el Ministerio del Interior denunció el carácter subversivo de esta acción y los medios de comunicación alertaron a la opinión sobre los peligros, en particular para los niños. Es entonces cuando una decisión de la APDH va a modificar la relación de fuerzas: los 14 niños serán sustituidos por 14 miembros de la asociación. Tratándose esta vez de personas conocidas en los medios católicos y de defensa de los Derechos del Hombre, pero no representativos de la oposición política al régimen, la protesta salió de su cuadro tradicional y ganó a una parte cada vez mayor de la población.

El cuarto día, un grupo de huelguistas se instaló en los locales de Presencia, posteriormente en otras iglesias de la Paz, y en las principales ciudades del país. El noveno día entre los huelguistas hay curas, estudiantes, campesinos (esto es nuevo en la medida en la que los dictadores han utilizado a los campesinos para reprimir las manifestaciones obreras y viceversa). Los servicios oficiales anuncian una huelga general de apoyo al régimen, sostenida por el ejército y los grupos paramilitares. Este día se reanuda el trabajo...

Las primeras intervenciones policiales tiene lugar al undécimo día, cuando el movimiento cuenta con 200 personas; En las fábricas, los "coordinadores de trabajo" nombrados por la administración son reemplazados por delegados sindicales elegidos. Llegan del extranjero adhesiones.

Banzer espera desbloquear la situación pidiendo la mediación del Cardenal Primado de Bolivia, Mauer. Este cree un deber aceptar una misión de conciliación, que se revela como una trampa para él y el movimiento: un acuerdo de amnistía para todos... "a excepción de los bolivianos que caigan bajo las leyes en vigor en el país". El rechazo de los huelguistas, - 14 de enero de 1978, 18º día, 1.000 personas en huelga- desencadenan la entrada de la fuerza policial en los locales donde están instalados, incluso las iglesias, lo que es un mayúsculo error en América Latina. El Arzobispo de La Paz amenaza con excomulgar a los policías profanadores y a sus jefes. Para la comunidad católica - y para numerosos marxistas- se trata ahora de defender también a la iglesia, víctima de la violencia del gobierno Banzer. La prensa internacional, presente en las intervenciones policiales, remarca este hecho. Y se publican fotos. Obispos de Europa y América, y el Presidente del Consejo Mundial de las iglesias mandaron telegramas de solidaridad a Monseñor Manrique, Arzobispo de la Paz. El Cardenal Mauer publica una declaración en la que señala el valor cristiano y humano de la lucha de los huelguistas de hambre y pide al gobierno que no utilice la violencia sino que conceda la amnistía.

El 18 de enero, a los 22 días de huelga (más de 1.200 huelguistas) se llega a un acuerdo entre el representante del gobierno y el presidente de la APDH, en presencia de Monseñor Manrique. Se consiguió al fin "Una amnistía general a favor de todos los bolivianos arrestados, exiliados, desterrados o rebeldes, por motivos políticos o sindicales". El texto precisa las condiciones de reintegración en las minas y "las garantías ofrecidas a las personas que han participado en la huelga de hambre o en su apoyo".

Por la noche, el General Banzer declara "poder en lo sucesivo continuar su plan de democratización" no sin antes precisar que "la amnistía general no dejará sin castigo a los enemigos de Bolivia"... Desacreditado en el extranjero tanto como en Bolivia, Banzer no sobrevivirá seis meses a la huelga de hambre. En la mayor confusión, abandonará el poder en julio. Pero entre agosto y septiembre del 78, nueve presidentes se sucederán a la cabeza del país y en septiembre los militares tomarán el poder con un golpe de estado.


LA HUELGA DE HAMBRE: CATALIZADOR DE UN MOVIMIENTO NACIONAL DE RESISTENCIA.

La huelga de hambre masiva, por su forma, sus objetivos, su amplitud, ha cristalizado un movimiento nacional de resistencia, dinamizado a una oposición que no había conseguido expresarse durante la dictadura.

Medios de represión inadecuados.
En efecto, los años de dictadura habían permitido poner a punto medios de represión a toda prueba. La utilización de carros y vehículos blindados era una práctica corriente en Ovando, Barrientos, Miranda y Banzer. El menor desfile de mineros provocaba decenas de muertos, pues no dudaban en descargar las metralletas contra los manifestantes. La fuerza de la huelga de hambre fue el no haber dado a Banzer el pretexto de la lucha contra la violencia. Sus medios de represión, siendo considerables, se mostraron inadecuados. Para desacreditar al movimiento Banzer intentó utilizar las técnicas clásicas de la contrasubversión esforzándose en mostrar que eran "acciones de extremistas, guiadas por delincuentes, que estas mujeres están manipuladas, que los líderes teledirigidos de Moscú, etc". Pero los hechos eran otros y- se verá por qué- correctamente transmitidos por los medios de comunicación. Tanto en el plano militar como en el político, Banzer se encontró desde el comienzo de la huelga de hambre con la imposibilidad de hacer un uso eficaz de los medios típicos de represión.

Una forma de acción imprevista.
Ni el gobierno, ni la oposición, ni incluso las cuatro mujeres que lanzaron el movimiento podía prever su asombrosa evolución. Cuando ellas preparaban esta huelga de hambre su objetivo era la liberación de sus cuatro maridos y nada más. Para algunas de ellas, militantes marxistas, la huelga de hambre era un arma burguesa, lo suficientemente buena para obtener un poco de libertad, pero en ningún caso, un arma revolucionaria portadora de cambios profundos. Fue después de sus primeros contactos con curas y miembros de la APDH cuando su protesta incluyó al conjunto de los presos.

Una lucha espontánea.
Ninguna formación sindical o política había sido informada de la decisión. Unidos por una coordinación bastante informal, constituida sólo cuando comenzaron las discusiones con el gobierno, los grupos de huelguistas eran en realidad muy autónomos. Se negaron a conciliar la eficacia de las decisiones y la descentralización del movimiento. Después de haber hablado de un "levantamiento bien planificado", el Ministro del Interior declaraba el 6 de enero, día de la primera huelga de apoyo al régimen, que se trataba de "una subversión en marcha cuya cabeza era invisible". ¡ Y sólo Dios sabe cómo, para un espíritu militar, esta imposibilidad de determinar "quien es el jefe" es un serio handicap!.

Fue una lucha de mujeres.
Su enrolamiento en la huelga no constituye en absoluto una novedad, pues desde el mandato del General Ovando en 1964, desde que el ejército procedió a arrestos masivos de mineros, fueron ellas quienes organizaron e hicieron crecer la resistencia. A través de los comités de amas de casa crearon una estructura de vida paralela que tuvo un papel determinante en los numerosos conflictos. En las regiones mineras, la actividad de algunos sindicatos estaba totalmente garantizada por las mujeres, muchas de ellas esposas de presos y exiliados. Por ello, muchas también conocían las cárceles y los malos tratos de los hombres del Departamento del Orden Político.

Entran en acción obreros y campesinos.
El que los huelguistas hubieran tenido en cuenta las reivindicaciones del sindicato minero y de las organizaciones clandestinas de campesinos, fue lo que provocó la solidaridad de los obreros y campesinos. Además, su presencia cara a cara en las condiciones físicas y morales de la huelga de hambre, tendió a acercarles más todavía en una verdadera "comunión de lucha". Y al contrario de lo que antes era la regla, el poder no consiguió poner en juego el viejo antagonismo obreros- campesinos.

El papel de la iglesia.
Fue considerable. Se encontró ante una situación que no había previsto. Como otros jefes de estado, Banzer intentó utilizarla en su provecho. Pero la jerarquía ya no podía esconderse tras el parapeto del "comunismo internacional". Por su naturaleza, la huelga interpelaba directamente a la Iglesia-institución, es decir a los obispos. La intervención de la policía en los lugares de la huelga, incluso en las iglesias, fue un golpe mortal para Banzer. Este tipo de intervención, impopular en las democracias occidentales, es inconcebible en América Latina por el peso que tiene la Iglesia. Banzer iba a pagar cara esta falta de apreciación. Sin embargo, pocos pensaban que la Iglesia tomaría una decisión tan grave presentada además como ultimátum: por boca de su Arzobispo de la Paz, amenazaba con la excomunión a los policías profanadores y a sus jefes, y, más todavía, con cerrar las iglesias del país durante tres días, "si no se encuentra una solución en 24 horas". Así, después de haber tomado parte por el movimiento, la iglesia pedía "a las dos partes" encontrar una solución.

"Presencia" y la prensa.
Liberalizada por Banzer en el marco de las "medidas concretas" de 1977, con el fin de demostrar la buena fe de su "vasto programa de democratización", la prensa se encontró obligada a dar cuenta de los acontecimientos. Por su extrema descentralización, tanto en la capital como en los centros de provincia, la huelga y las iniciativas que suscitaba tenían por testigos si no por actores a miles de bolivianos. "Presencia", periódico católico y liberal, no sólo ha beneficiado esta relación de fuerzas sino que también ha contribuido ampliamente en afirmarla. Su moderación y el rigor de sus informaciones le hacían políticamente difícil de censurar. Se comprende así el error del Presidente cuando decidió evacuar los locales de presencia. Y, lo que es más, en presencia de numerosos periodistas extranjeros. Estas operaciones provocaron vivas protestas de colaboradores de este periódico y una fuerte solidaridad de sus compañeros agrupados en "Prensa-radio". Esta organización forma parte del consejo de la APDH.

UNA Victoria de la noviolencia.
Los acontecimientos que siguieron a la huelga de hambre y que acabaron en julio con la caída del General se deben, según la opinión de sus testigos, sus actores y la prensa en general, al carácter noviolento de los medios empleados en enero. En efecto, fueron estos medios los que permitieron por primera vez el encuentro y después la convergencia de oposiciones tradicionales. Pues, si desde siempre las Juntas Militares saben que sus "adversarios naturales" son los partidos y sindicatos de oposición contra los cuales la violencia ha tenido éxito frecuentemente, la huelga de hambre reveló actitudes críticas en el seno del ejército, en la jerarquía de la Iglesia, en la pequeña burguesía liberal, etc.

La forma de acción elegida es acorde con el tipo de reclamaciones: a la violencia del régimen se opone la noviolencia y, ya que la dictadura impide vivir, se ofrece espectacularmente la vida para obtener ese mínimo de libertades sin los cuales la vida no es posible. Además, los actores de esta extraordinaria puesta en escena no son los actores políticos ordinarios. A las cuatro mujeres de mineros se añaden religiosos y religiosas, jóvenes, estudiantes, es decir, actores sociales y no políticos, en el sentido de que ninguno de estos grupos o personas se lanzan a la búsqueda del poder. Los sindicatos y algunos partidos políticos apoyan sin ninguna duda la huelga, pero en ningún momento son ellos quienes la controlan ni fijan su contenido. Así, cada uno puede unirse y reconocerse en ella, pues no se trata de una acción concertada y planificada sino de un movimiento que encuentificada sino de un movimiento que encuentra en lucha su propia dinámica.

1 comentario:

txbcc dijo...

No veo en la lista al General Sanabria,Evo Morales y cientos de Masistas que nos imponen una dictadura mantenida por el narcotrafico.